dom

02

jun

2013

Palabras de Enrico Lazzaroni

Lazzaroni, Enrico. Discurso pronunciado en la inaguración del Museo Comunitario de la Virgen de Cupilco en el poblado Cupilco, Comalcalco, Tab. 01 de junio del 2013. [Transcripción]

… Yo me detuve ayer, y hoy también, meditando sobre la frase ¿Quién soy yo, quiénes somos nosotros para que la madre de nuestro Señor venga a vernos? O como dice una traducción a la letra, una traducción italiana, dice: ¿A qué debo, que la madre de mi Señor venga a mí? Y hay preguntas que tienen ya adentro de la pregunta la respuesta, ¿A qué debo, que la madre de mi Señor venga a mí? Lo debo a que yo la necesito, ella ha venido aquí a Cupilco porque la necesitamos, porque sin ella Cupilco no sería lo que es. Y todo el esfuerzo del museo es para hacer memoria y hacer entender lo que es este don gratuito de Dios, porque cuando entendemos que el Señor nos da dones gratuitos, cambia toda nuestra vida, nuestra vida se transforma en un agradecimiento, nuestra vida se transforma en una acción de gracia. Y yo pienso que día tras día debemos agradecer al Señor que la madre de su Señor haya venido en medio de nosotros…

 

Bienvenidos entonces a todos y que esta presencia extraordinaria de la madre de nuestro Señor produzca frutos de acción de gracias, de cambio de nuestra vida, y que podamos ser siempre más visitados por ella en nuestras familias, en nuestra comunidad. Y aquí tendremos en el museo un recuerdo especial de ella.

Enrico Lazzaroni

Párroco de la Parroquia y Santuario de la Asunción de María

Escribir comentario

Comentarios: 0