mié

05

jun

2013

Palabras de Marco Antonio Jiménez Álvarez

Jiménez Álvarez, Marco Antonio. Discurso pronunciado en la inaguración del Museo Comunitario de la Virgen de Cupilco en el poblado Cupilco, Comalcalco, Tab. 01 de junio del 2013. [Transcripción]

Buenos días a todos, fue un honor para mí haber trabajado, como todo buen cupilqueño, en la parte que más desde pequeño se me ha inculcado en las tradiciones, costumbres y en la devoción en torno a la Virgen María en la advocación de la Asunción. Agradezco al padre que me haya dado la oportunidad de trabajar en el tesoro de la Virgen.

 

Desde pequeño recuerdo que del tesoro de la Virgen uno escuchaba nada más ese término, tesoro; y nunca se tenía acceso a él. Yo tuve la oportunidad de palparlo, de clasificarlo. Ustedes van a poder apreciar el orden que se les ha dado. Es algo que quizás no tenga nombre para explicar, porque toda la historia que podemos escuchar sobre el tesoro de la Virgen está plasmada ahí; está plasmado en objetos que tienen un valor. Para mí no tienen un valor monetario, un valor económico; pero sí tienen un valor sentimental, un valor profundo, y un valor que nunca voy a poder alcanzar y que quizás ninguno de nosotros vamos a poder alcanzar. Son muchas de las joyas, muchas de las cosas que la Virgen trajo cuando apareció; son muchas de las cosas también, que ustedes van a poder ver, que han ido nutriendo esa riqueza cultural que tenemos como buenos cupilqueños.

 

Hoy también agradezco que se me haya dado la oportunidad de trabajar en la contraparte que son las ofrendas y agradecimientos, y esas ofrendas y agradecimientos son todo lo que muchas personas han entregado a la Virgen con mucha devoción. ¿Por qué? Porque han recibido favores de ella, han recibido milagros; y milagros escritos, milagros tangibles que ellos como una muestra de cariño hacia la imagen de la Cupilqueña les hacen en una joya, en un anillo, en una ofrenda, en algo pequeño, en cosas sencillas.

 

La otra parte, que agradezco se me haya dado la oportunidad de trabajar, es en los objetos. Objetos que la comunidad ha regalado, objetos que han hecho llegar y que hemos plasmado en una chocita formada por muchos campesinos de aquí, por muchos albañiles de aquí, que es tradicional; donde han expuesto objetos antiguos, objetos comunes también de la comunidad. Y todo eso que yo les puedo decir lo van a ver ustedes, van a encontrar distinguidas una cosa de otra, de ofrendas y agradecimientos, el tesoro de la Virgen, y por supuesto todo lo que quieran encontrar acerca de los milagros de la Virgen, lo van a ver plasmado en todo lo que se ha regalado hasta el día de hoy.

 

Sin duda alguna es un privilegio para mí haber trabajado en este proyecto y agradezco a todos los que me dieron la oportunidad, de los que me apoyaron… Es innumerable todo el valor sentimental que vamos a encontrar en cada uno de los objetos. Ojala que valoremos todo lo que tenemos, todo lo que vale nuestra devoción, y que la Cupilqueña nos siga dando bendiciones y milagros para este pueblo tan hermoso que es Cupilco. Gracias.

Marco Antonio Jiménez Álvarez

Encargado de la clasificación de objetos etnográficos, de los tesoros y ofrendas de la virgen

Escribir comentario

Comentarios: 0