lun

03

jun

2013

Palabras de Cinthya Luarte Magdaleno

Luarte Magdaleno, Cinthya. Discurso pronunciado en la inaguración del Museo Comunitario de la Virgen de Cupilco en el poblado Cupilco, Comalcalco, Tab. 01 de junio del 2013. [Transcripción]

Buenas tardes a todos, bueno, yo soy de la Ciudad de México de la Escuela Nacional de Antropología e Historia y me incorporé al proyecto del Museo Comunitario de Cupilco en agosto del 2010. Y el proceso que ha tenido a partir de entonces la conformación del museo ha sido a través de varias etapas, y la parte que me ha tocado a mí apoyar desde mi ámbito académico que es la historia y la antropología, ha sido con la creación de diversos talleres para capacitar y preparar al comité, que ha sabido hacer las diversas labores de investigación, de recopilación de fotografías, de objetos, de hacer entrevistas y de recuperar objetos y memoria, y recuerdos de los habitantes. A partir de la primera reunión que se tuvo en agosto del 2010, con la conformación de ese pequeño comité, se dieron los primeros pasos para comenzar a capacitarse.

 

Primero fue: explicarles un poco, desde los conocimientos de la antropología y de la historia, qué era un museo comunitario, cuáles eran las funciones, y cómo se diferenciaba de un museo más formal o un museo oficial. Y entonces explicar este museo qué funciones tenía y cómo se diferenciaba y quién lo conformaba, y explicarles que el museo lo hacía la comunidad y respondía a los intereses y a las características de la propia comunidad, y que toda la construcción del museo dependía de la forma de vida, de los materiales que la gente tenía, y se construya también de la donación de objetos de la propia comunidad.

 

A partir de entonces se crearon diversos grupos y diversos equipos para las diversas actividades que tenía el museo, y que daba la intención de poder copilar diversos objetos, las entrevistas, las fotografías; y recuperar diferentes experiencias sobre diversas temáticas. Entonces el museo se fue conformando a través de conocer primero, en la primera etapa, qué era el museo; en un segundo momento también cuál era la historia de la comunidad de Cupilco, sobre la forma de vida, las actividades que hacen, las costumbres, las tradiciones; y en otra etapa también hacer entrevistas o recopilar material que hablara un poco sobre la religiosidad, sobre la Virgen, sobre la historia de la comunidad relacionada con las apariciones de la Virgen, con las expresiones que tiene la fe entre los habitantes; y en esta etapa también se buscaron personas que puedan colaborar desde sus conocimientos, desde sus experiencias para toda esta práctica. Y entonces hubo grupos que se dedicaron a hacer cada una de estas actividades y después, hacia diciembre de 2010, se impartió entre jóvenes y personas del comité y personas ya mayores un curso sobre historia oral, que era: cómo la gente podía, ellos mismos, capacitarse para poder desarrollar entrevistas con la propia comunidad; pero entrevistas que se iban a grabar, que iban a tener una mayor formalidad. Entonces había que preparar a la gente y explicarles un poco sobre la metodología de la historia oral para que ellos pudieran estar preparados para salir a hacer entrevistas y salir a hacer recorridos de campo, pero con la intención de que todo lo que ellos recopilaran formara parte del museo; y que la gente, después de ahora, puedan llegar al museo y tener acceso a todo lo que el comité ya recopiló. Y en otros momentos que he venido para acá (a Cupilco) los he podido también apoyar con darles una explicación de cómo ahora toda la información que se recopiló durante casi 3 años, cómo la podían catalogar, clasificar, ordenar y acomodar en el museo; para que a partir de ahí la gente pudiera venir a consultarla. Ya que se recopiló toda la información ahora era ver qué hacíamos con ella, cómo la explicábamos, cómo la ordenábamos, y luego cómo armar todo para que la gente tuviera acceso a ella.

 

Bueno, para mí ha sido muy grato poder colaborar con toda la comunidad de Cupilco y tener varias visitas (a Cupilco) para, a través también de ellos, conocer mucho más sobre su historia y enriquecer un poco más mi trabajo académico. Gracias.

Cinthya Luarte Magdaleno

Miembro del comité académico, INAH